3/25/2009

DEL SUBSUELO AL CIELO



Os dejo un texto mío que ha publicado Miguel en su magnífico blog sobre la ciudad de Madrid llamado "Mis fotos de Madrid", toda una referencia en la blogosfera para los amantes de la ciudad. Miguel, gracias por tu trabajo y por ayudarnos a conocer un poco más "la capital".

Si tuviera que reencarnarme en una ciudad, ésta, sin duda, sería Madrid. Dicen que cada uno encuentra su lugar en el mundo, y yo me encontré aquí hace once años. El “no” madrileño más famoso que ha pasado por Madrid seguramente sea Paco Martínez Soria, a cuyo personaje de la gallina siempre se hace referencia cuando la gente “de provincias” nos acercamos por primera vez a la capital. Respecto a esta “primera vez”, las anécdotas más jugosas suelen ocurrir en el metro, ya que en nuestras ciudades no existe este medio de transporte y, por tanto, ni sabemos muy bien cómo se accede a él, ni conocemos las paradas más allá (una vez más) de la canción de Sabina (Tirso de Molina, Sol, Gran Vía, Tribunal). Pocas cosas hay tan madrileñas como este Metro que inauguró en 1919 Alfonso XIII y que a día de hoy, en el Madrid de Gallardón, se expande más de 310 kilómetros. Su olor inconfundible (más o menos desagradable), incluso el tufillo que sale por las rejillas que dan a la superficie me sitúan de inmediato en Madrid tras una temporada fuera, una bienvenida sensorial que me sitúa de nuevo en casa, en la ciudad que me hace feliz.

Las bocas de las casi 300 estaciones que tiene son punto de encuentro (a las diez en Tribunal) cada día para miles de personas, y sus galerías subterráneas, con tan variopinta fauna (músicos serios, perros flauta, pedigüeños, artistas, vigilantes, lectores de vagón, bandas, tribus urbanas, etc.) albergan una vida con tiendas de ropa, kioskos, estancos y todo tipo de boutiques, de tal manera que podrías vivir casi sin salir del subsuelo, como un topo, o como el Lute cuando era el Lute e hizo del subsuelo de la capital su escondite. La primera parada de metro en la que entré fue Usera, y allí me quedé tres años. En más de una ocasión di la vuelta completa a la línea 6 (la circular) con un libro en las manos o dormido a las cinco de la mañana, en ese momento odioso en el que los pajaritos comienzan a piar cuando sales del fondo de la tierra y la claridad del día te ciega como a un vampiro. Luego vino Quevedo y más tarde Menéndez Pelayo, mi parada habitual.

El Metro de Madrid no vuela, como dice la publicidad institucional, sino que más bien se para en los túneles durante minutos, lo que incluso ha provocado motines. Ahora veo esa otra publicidad de los otros Madrid que hay por el mundo y hacen réplicas de nuestro Metro. Esos anuncios dicen que “hay otras diez ciudades llamadas Madrid en el mundo, ¿casualidad o admiración?”, pero tampoco es cierto. Me he podido enterar de que al menos hay 35 Madrid en el Planeta, algunas con playa, como el Madrid de la isla Filipina de Mindanao. Al menos aquí tenemos una parada de Metro llamada Islas Filipinas. Hay otra Madrid en Filipinas, once nada menos en los EEUU, nueve en Sudáfrica, cinco en Colombia, y una en Canadá, Chile, República Dominicana, Guinea Ecuatorial, México, Puerto Rico, en incluso, Suecia. Esta tarde aparcaré el coche, cogeré un libro, me montaré el metro, e iré rumbo a ninguna/todas las partes mientras Paco Martínez Soria me sonríe desde el cielo, porque ya se sabe, que “De Madrid, al cielo”, aunque sea desde “el subsuelo”.

16 comentarios:

anareis dijo...

Estou fazendo uma campnha de doações para criar uma minibiblioteca comunitaria na minha comunidade carente aqui no Rio de Janeiro,preciso da ajuda de todos.Doações no Banco do Brasil agencia 3082-1 conta 9.799-3 Que DEUS abençõe todos nos.Meu e-mail asilvareis10@gmail.com

eva luciérnagas y zarzamora dijo...

Es curioso como los metros ubican y sitûan las entrañas de una ciudad. A mî me ocurre algo similar con Parîs.
La ciudad corre,se desparrama, se apretuja y suda, se observa, late, pide limosna, y canta. Es otro mundo. La pelicula, "Suwbay" de Luc Besson(1985) ya mostraba ese inframundo como submundo de la sociedad que camina por encima de sus resquebrajados, solitarios, y apresurados despojos.

Un beso

Bolero dijo...

Pues q tienes razón, yo q soy catalana y amo con desmesura Barcelona, me encanta Madrid, me apasiona, pq mira q me viajo por el mundo pero Madrid tiene algo, no quiero saber q es ese algo pq cuando lo sepa no vuelvo, pq ya no necesitaré descubrir

Y los metros, son la verdadera personalidad de una ciudad, en Nueca York q acabo de estar me ha pasado lo mismo q en Madrid, el metro me ha fasfinado
Y ahora q vivo en Logroño, ya soy una chica de provincias q abre la boca de par en par cuando llega a una ciudad grande, pq sí me gusta el campo pero dios una ciudad me pone me pone y me pone

muakkkkkkkkkkkkkkk

Tormenta. dijo...

Eso es amor, lo demá tonterías, se me hizo corto, estuvo genial.. másmás queremos más! un beso guapo.

Anónimo dijo...

Manu: Te habla alguien que vive
allende los mares, pero como bien
lo sabe Miguel, conoce esta bella
Madrid. donde ha estado muchísimas
veces, como pocos. Yo amo a Madrid
y por ello regreso, una y otra vez.
Y también conozco su metro.
Me has hecho sentir nostalgia.
Saludos cordialísimos
BB

Anónimo dijo...

Anónimo es BB

Belén dijo...

Lo he leído en el blog, y notaba tu sabor, guapo!

Besicos

1mati dijo...

sí, me gusta madrid, tambien he de decir que antes más. muchas buenas juergas por malasaña, y cuantos recuerdos en el metro...
haces que tenga gana de acercarme por alli, uno de estos dias...
muy bueno...
un besazo

Raúl dijo...

El texto es bueno, y además, si lo necesitara, incluso estaría justificado, pues ya se sabe que la vaca no es de donde nace, sino de donde pace.

Mita dijo...

Ya conozco el blog. Me paseo por Madrid a través de él de vez en cuando.
La describes muy bien pero no sé si es una ciudad para vivir o para estar de paso, siempre de paso...
Besos

El Viajero Solitario dijo...

A veces pienso que quien mejor puede describir una ciudad es alguien que no haya nacido en ella. Hace unos días ejercí de cicerone de mi ciudad con unos familiares y "descubrí" lugares, callejones, esquinas, a través de la mirada de ellos. Por eso creo que tu mirada sobre Madrid es tan certera. Un placer el viaje subterráneo que nos has facilitado.

manuespada dijo...

BB, gracias por tus palabras, si quieres conseguir "El Desguace" mándame unas señas de correo postal y te lo envío yo mismo. Si quieres déjame tus señas en manusvicente@yahoo.es, pero si lo prefieres, te lo pueden enviar por correo escribiendo un mail a José Luis de Tres Rosas Amarillas, en www.tresrosasamarillas.com

Cecilia Alameda Sol dijo...

Muy buena visión de un mundo tan extenso y tan ligado a la historia de Madrid. Y de pequeñas historias de gentes corrientes que pasan tantas horas del día en sus túneles.
Me gustó el texto.

ALMA dijo...

Soy urbanita por vocación. Lo declaro públicamente en todos los foros. Me gusta la ciudad en general y la mía (Valencia) en particular porque las ciudades, todas, estan vivas a pesar de la gente que las gobierne y comete en ellas desmanes y tropelías. Las ciudades estan vivas porque nosotros sus habitantes las hacemos vivas.

Saludos

Álvaro Dorian Grey dijo...

Jejejeje, es un buen tema que puedes aumentar los próximos días, cuando la huelga que se espera nos afecte. Benditas huelgas que hacen unirnos a desconocidos...
Me ha encantado.
Uno de Madriz,
saludos y salud

irene dijo...

Me ha gustado tu visión del Metro de Madrid, y también conocer que hay, al menos, 35 lugares en el Planeta con ese nombre.
Yo llevo toda mi vida viviendo en Madrid, nací aquí, y tengo un sentimiento contradictorio de amor-odio, pero me encanta leer que alguien, que nació en otra ciudad, encuentra aquí su lugar.
Me alegra haberte reencontrado gracias a Miguel, y me enternece que encuentres ese gran parecido entre mi hijo y tú, seguro que sois de la misma "quinta", más o menos.
Un beso, Manu.