6/11/2008

TEXTÍCULOS


Muchos son los debates que ha generado el relato hiperbreve sobre si pertenece o no a eso que se llama Literatura, pero primero habría que definir lo que es la Literatura, algo que aún tampoco está del todo claro. ¿El Código Da Vinci es Literatura? ¿El nuevo periodismo es Literatura? ¿El género hiperbreve es Literatura? Hay quien califica a los micros como meros chites, juegos de ingenio, verbogracia o poema en prosa. Y con los micros pasa como con la Literatura en general. Los buenos micros son Literatura y los malos micros intentan serlo, igual que los cortometrajes que aspiran a ser cine o se quedan por el camino. No entiendo por qué se arremete contra los finales ingeniosos, precisamente si el género lo permite, ¿por qué no usarlo? ¿Acaso es mejor escribir un texto en el que se describe una habitación durante cinco páginas sin que ocurra nada? Una cantidad enorme de autores consagrados han escrito hiperbreves, desde Borjes, a Cortázar, Galeano o Juan Ramón Jiménez, sin olvidarnos del famoso dinosario de Monterroso. El sábado me pasé por la caseta de la editorial Páginas de Espuma y compré el libro "Por favor, sea breve", una antología de relatos hiperbreves de Clara Obligado, y está siendo un gustazo leer estos microcuentos, un género muy popular entre los escritores que tienen blog, ya que es el que mejor, por no decir, el único que se adapta al medio. Son muchos los blogs que se me vienen a la cabeza. Incluso hay un concurso semanal en la Cadena Ser con textos dignos de formar parte de la mejor de las antologías. La Literatura no sólo es un ejercicio de estilo, sino también de imaginación. Si Cortázar viviese hoy en día seguramente tendría un blog, y es posible que escribiese en él microcuentos. ¿Quién se iba a resistir a entrar en su bitácora para leerlos?

Os dejo algún micro de "Por favor, sea breve". Espero que no me pidan derechos, al fin y al cabo les hago publicidad. Y la Litertura debería hacer mejor publicidad, pero ese es otro tema.

TODA UNA VIDA
Lo vio pasar en un vagón de metro y supo que era el hombre de su vida. Imaginó hablar, ir al cine, yacer, vivir con él. Dejó de interesarle.

Beatriz Pérez-Moreno

AMOR 77
Y después de hacer todo lo que hacen se levantan, se bañan, se entalcan, se perfuman, se visten, y así progresivamente van volviendo a ser lo que no son.

Julio Cortázar

LA OVEJA NEGRA
En un país muy lejano existió hace muchos años una Oveja negra. Fue fusilada. Un siglo después, el rebaño arrepentido le levantó una estatua ecuestre que quedó muy bien en el parque. Así, en lo sucesivo, cada vez que aparecían ovejas negras eran rápidamente pasadas por las armas para que las futuras generaciones de ovejas comunes y corrientes pudieran ejercitarse también en la escultura.

Augusto Monterroso

17 comentarios:

Belén dijo...

Tu me viciaste y ahora quieres que reniegue del cuento corto?

Anda yaaaaaaa

besicos

Benjuí dijo...

Me quedo con el de Monterroso, y ¡mira que me gusta Cortázar!, pero...

manuespada dijo...

Belén, ¿renegar del relato corto? ¡Jamás!

Benjuí, el de Monterroso es un todo un icono del micro, como el logo de la Coca-Cola o la Marylin de Warhol.

El Viajero Solitario dijo...

Suscribo todo lo que has dicho, Manu.
Es cierto que muchos de los llamados microrrelatos tienen más de chiste ingenioso que de relato, pero eso no es óbice para que hayan microrrelatos geniales (los que has transcrito, entre otros).

Si te ha gustado Por favor sea breve, te recomiendo que te hagas también con La otra mirada, de la editorial Menoscuarto.

Un abrazo.

manuespada dijo...

Tomo nota viajero, por cierto, tu blog es uno de esos a los que se refiere el post, tienes micros realmente buenos. Un abrazo.

Lula May dijo...

Pues a mí el de Pérez-Moreno me ha parecido bestial, una auténtica condensación de sensaciones. Tantas como para llenar toda una vida.

Gracias, Manu, como siempre.
Lula.

manuespada dijo...

Lula, estoy de acuerdo, el de Pérez-Moreno es muy bueno. Besos.

Pat Rizia dijo...

yo soy fan de los de Arreola: la mujer que amé se ha convertido en un fantasma. Yo soy el lugar de las apariciones.

manuespada dijo...

Pat, estuve a punto de poner ése, pero lo vi repetido en varios blogs.

David Condés dijo...

Hay cuentos cortos que son un puñetero abismo.

Un saludo,

David

Ana Ortiz dijo...

Lo bueno y breve dos vees bueno.
La literatura como arte debe generar cosas en el otro, cualquier escrito q provoque algo en un otro ebería ser considera literatura, y si la lengua se transforma, por qué no van a surir nuevos géneros.

manuespada dijo...

Ana, por supuesto, a eso se le llama "evolución", si no, estaríamos aún escribiendo como Benito Pérez Galdós, ¿no?

LA CASA ENCENDIDA dijo...

... y seguro que si Cortazar tuviera un blog, yo sería una de las que le pondrían comentarios y aprenhendería de él, como lo hago de tí y de todos. Pero yo que voy a decir..., si soy una auténtica forofa del microrelato.
Claro que a veces no decimos nada (porque como en todo, se hacen cosas buenas y otras no tanto), pero como tú dices, a veces te pierdes en cinco páginas y al final no crees haber leido nada en absoluto y te queda la sensación de haber perdido el tiempo.
Besicos

manuespada dijo...

Nani, si Cortázar viviese y tuviera un blog estaríamos todos abonados, quizá sea el futuro.

Cecilia Alameda dijo...

Claro que es literatura, siempre que el micro esté bien escrito, diga algo o, en la línea que tú indicas, tenga final con sorpresa o ingenio. Lo malo es que, cuando ya el relato tiene detractores (algunos editores rechazan libros de cuentos), el micro tendrá muchos problemas de difusión.
Pero hay que seguir escribiendo, sea largo, corto o mediano.

manuespada dijo...

Cecilia, es una pena que los editores rechacen los cuentos. Parece que sólo hay espacio para la novela o los libros de famosetes del tipo "Mi vida en la academia de OT".

DANIEL SÁNCHEZ BONET dijo...

el de Amor 77...

sin palabras.

Indispensable