6/26/2008

TELE Y LITERATURA


Hace unos días leí una entrevista en la que Zafón venía a decir que no hay buenos novelistas porque la mayoría de la gente con talento está perdiendo el tiempo escribiendo series de televisión. En un acertado artículo de opinión, Juan Bonilla le respondía que hay series que son verdaderas obras maestras, como Los Soprano. No puedo estar más de acuerdo. Hay series que son mejores que la mayor parte de las novelas que se publican hoy en día. Una serie la idean varias cabezas competentes y solventes, y una novela, por muy brillante que sea, tan sólo la desarrolla una mente. De hecho las series (las americanas al menos) están pasando por una segunda época dorada. Mujeres Desesperadas, Perdidos, Héroes, House o Dexter (¡cómo se puede el espectador idenfificar con un asesino en serie, qué grande! Y no porque sólo mate a malos, ojo, noooo) son algunos ejemplos de cómo se hacen las cosas bien, pero que muy bien hechas. Pero en una época en la que la tele está denostada parece muy populista eso de decir: "Yo hago Literatura, no me he vendido a la mierda de la televisión". Y que eso lo diga un tío como Zafón, que ha sido guionista de tele, o eso dice, manda güevos. ¿Qué tiene de malo la tele? Hay tele buena y tele mala, series buenas y series malas, programas buenos y malos, al igual que hay Literatura mala y Literatura buena. De hecho, poco de lo que se publica es bueno, al igual que muy poco de lo que se emite por la tele es bueno aunque todos veamos los documentales de La 2. pero hay un tufillo clasista en el mundillo Literario, es decir, si alguien escribe, o dice que escribe Literatura (habría que definir qué es Literatura), mira por encima del hombro a los que escriben tele o publicidad (hay anuncios que son verdaderas obras de arte), aunque lo que hayan escrito estos literatos sean verdaderos truños. Muchas series tienen personajes más perfilados y cuidados que muchas novelas, muchas series tienen tramas más complejas y elaboradas que muchos libros. Pero al fin y al cabo, el elitismo de muchos gafapasta que escriben sólo para su familia y allegados no les deja ver más allá de sus narices. En definitiva, contraponer diferentes formas de contar las cosas, distintos lenguajes, es absurdo porque no son incompatibles. Que se lo digan a Dragó. Por cierto, ¿por qué los programas sobre libros que se hacen el la tele suelen ser taaan aburridos y pesados? Se pueden hacer las cosas más amenas, pero claro, si resultasen divertivos, el áura se desvanecería en la apariencia de la frivolidad. Para acabar os recomiendo una serie, Dexter, y un libro, A sangre fría. Por aquello de hilar. Nuevo Periodismo. Venía al caso.

17 comentarios:

Mita dijo...

No Manu, en realidad lo que está de moda es defender la cultura de consumo rápido.
Y eso es la tele, "cultura" de consumo inmediato y de corta vida.
Es normal que los guiones estén bien trazados,etc,etc,...solo faltaría, con todos los medios que cualquiera tiene hoy día a su alcance y el dinero que da.

Belén dijo...

La tele como la literatura Manu, hay buena y mala... Zafón a que grupo pertenece a tele, a literatura? a buena, a mala? :)

Besicos

Benjuí dijo...

Ni he leído a Zafón ni estoy de acuerdo con él: sus declaraciones me parecen una gilipollez XXXL.

Tampoco quise ayer ver "Dexter", porque no me va el morbo de los asesinatos "justificados" pero, en lo esencial, estoy contigo.

Por cierto: hay libros que se leen en un pispás, series que te enganchan durante años, y cuadros o edificios que sólo ves una vez y te dejan huella de por vida... ¿Qué significa eso de "consumo rápido"?

Mita dijo...

Yo tampoco leo a Zafón.
Libros que se leen en un plis-plás?
Cuáles?
No se puede comparar un edificio o un cuadro, con un libro.Son cosas distintas. Solo ves un cuadro una vez????
No veo la tv.
El consumo rápido es : ahora me siento media horita y me veo la serie-de culto. Ahora me ojeo el periódico en la red, ahora echo un vistazo a tal cosa, ahora leo en el metro...el multitasking-multimedia-multiinmediato-sin reflexión. (lo que hacemos ahora mismo,vaya!)

manuespada dijo...

Hay quien dice que lee libros de relatos porque son de consumo rápido. Yo creo que el problema no radica en el tiempo que se utiliza para disfrutar con algo, sino en la calidad del producto. Puedes ver un cortometraje mucho mejor que miles de largometrajes y viceversa, claro.

Herodes de la Bética dijo...

Pues vaya con el señor Zafón!!!, Yo desde luego, con mis hijas no hay manera de ver televisión, y cuando duermen, lo poco que veo son las series de cuatro, "Los Serrano" o "sexo en NY". Es lo que dice Belén, que haber hay de todo, bueno y malo. Respecto a literatura, ahora ando liado con "LA enfermera de Brunete" de Manuel Maristany, y os aseguro que me está llenando más que los dos libros juntos de este señor...
Un fuerte abrazo.

Froiliuba dijo...

Yo sólo veía Sexo en Nueva York y ahora House,la tele me aburre soberanamente; pero ahora como he decidido no entar por las noches en internet y hacer un poco mas de esa vida familiar que este invento me estaba robando...

He descubierto que hay cosas entretenidas que ver, si hasta el otro día ví por primera vez eso de la Operación triunfo y me pareció incluso entretenido ver cantar a los chavales!!!

¿ me volveré una maruja?? :-0

Mia dijo...

La buena televisión es un arte. Igual que la buena literatura y la buena publicidad.
Nadie se atrevería a decir que el teatro fuese una patraña... ¿Por qué ese empeño en criticar las series? Tienen tanto o más valor... Además, consiguen enganchar a personas durante años y reunirlas (generalmente, ahora internet da muchas más posibilidades) a una hora concreta en frente de un televisor. Un libro puedes cogerlo cuando quieres...
Creo lo que está de moda en la crítica sin ton ni son.

Mita dijo...

Ay, qué bonito...la familia reunida delante de la TV...alucinante!
(perdón)

Mita dijo...

Manu, disculpa, hasta ahora no me he enterado que eres guionista de TV.
(Sorry)

Mita dijo...

http://www.cervantestv.es/

Besos

manuespada dijo...

No pasa nada Mita, algún día dejaré de ser titiritero (como dice un amigo mío) y me buscaré un trabajo decente, jaja. Besos.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Manu, creo que a veces se nos suben los humos a la cabeza y nos trastornan un poquejo. En todos sitios hay cosas buenas y malas. Las series algunas son excelentes y otras no tanto, los libros y la literatura, creo que es lo mismo, lo que pasa es que ahora las algunas editoriales hacen un lanzamiento y claro, ¡como somos un poco borregos!
En cuanto a programas de libros, pincha este enlace

http://www.radiotelevisionandalucia.
es/
y busca "El público lee", es un programa dirigido por Jesús Vigorra, igual lo conoces. A mí me encanta verlo y me ayuda a escoger los libros que leo.
Besicos

Lula dijo...

Recuerdo cuando terminé de leer "La sombra del viento", se me cayó una lagrimita de placer y deseé que ese escritor al que nadie conocíamos publicara de nuevo.

Me han regalado "El juego del ángel" pero lo cierto es que no tengo ninguna gana de leerlo, quizás porque en este tiempo he decidido maximizar mi tiempo de lectura y selecciono más que antes.

No veo casi la tele, excepto deportes y la serie "House" los martes por la noche, pero entiendo que es una manera de evadirse de la dura realidad, es necesaria, tiene aspectos muy interesantes y también es fácilmente criticable, sobre todo cuando estás montado en el carro del escritor del millón de copias (muchas más en su caso).

Somos muy dados a colgar etiquetas y a comparar, y lo que hay que tener claro es que cada cual tiene su lugar, su función y cubre las necesidades de un determinado sector. Nadie es mejor que nadie y la actitud de cada uno es la que dignifica su obra y a sí mismo.

Besos Manu,
Lula.

manuespada dijo...

Nani, el año pasado en La India conocí a un cámara que trabajaba en ese programa, qué casualidad.

Lula, creo que la clave en el entretenimiento y/o la cultura es precisamente lo que tú dices, cada uno cubre un sector de necesidades de la población, y nada es excluyente, ni contrapuesto, ni incompatible, y nadie es mejor que otro, sólo que se tiende a pensar que todo lo que está impreso es bueno o no tan malo como lo que se ve en la tele, que suele ser simplemente moralla, aunque haya cosas buenas.

Cecilia Alameda dijo...

Ni la tele es incompatible con la literatura, ni el cine lo fue antes. Son tres actividades que tienen su mérito y su arte, siempre que se le eche inteligencia e imaginación. Que Zafón se queje tanto, que se queje de la tele, de lo mediocre que es la literatura española, de lo mal que se trata al escritor no lo entiendo, porque a él se le tiene en palmitas y es uno de los que más vende. Los que podrían quejarse son los que andan con sus libros de un sitio a otro, escuchando, antes de que nadie mire lo que has escrito, eso de que si no eres conocido nadie va a comprar tu libro y no interesas a la editorial. Pero Zafón no puede quejarse.
Y tampoco debería decir que no hay buenos novelistas porque sí los hay. ¿Quiere Zafón que le citemos a algunos que son verdaderamente buenos?

Ana dijo...

Después del post de la ya famosa patata, no podías haber escrito otro mejor, más acertado de principio a fin. Que se rasquen todos aquellos a los que les piquen tus palabras. Cuánto falso, cuánto envidioso, cuánto mediocre pretendiendo vestir el anhelado disfraz de artista.

Un beso muy fuerte.

P.D.: Cómo debes de estar disfrutando en esa isla...