8/31/2014

PIRATAS

Coloco el DVD en el reproductor. Es el último taquillazo, una película que le he comprado a un chino en la Alamedilla. Las últimas pelis piratas que he visto no se escuchan bien, pero no tengo tiempo de ir al cine. El protagonista, un policía negro de Nueva Orleans, conduce a toda velocidad un coche blanco por la parte vieja de Salamanca. No sabía que Hollywood había rodado una película aquí. En la zona peatonal, a la altura de La Rúa, gira a la derecha y se dirige hacia La Plaza Mayor. Varios minutos más tarde, el vehículo dobla hacia mi barrio y pasa junto al chino al que le compro los DVD. El protagonista prosigue su marcha, se baja del coche en mi calle y se dirige a mi portal. Llama al telefonillo del 2ºB y suena el timbre de mi casa. Permito que acceda al portal. Me asomo a la mirilla y me saluda con la mano. Le abro la puerta. Se le ve algo borroso. “Hola”, me dice con una voz de lata que no encaja con los movimientos de la boca. “¿Puedo entrar? Te lo puedo explicar”. Señala el sofá con el dedo y nos sentamos. En mi salón se escuchan multitud de toses que no sé de dónde proceden. Miro la televisión y veo  que ambos estamos en el plasma. Desenfocados y a rayas. Me rasco la cabeza para comprobar que no es una imagen grabada, me toco la nariz, carraspeo, e incluso palpo la pantalla. El protagonista de la película saca el DVD del reproductor y me dice: “Pon esto, por favor”. Cuando le doy al play aparezco conduciendo un coche negro a toda velocidad por la parte vieja de Nueva Orleans.


(Texto publicado en el especial de la revista Quimera de julio y agosto)

8 comentarios:

Elena Casero dijo...

Toda una aventura. Me ha encantado volver a leerte. Se acabaron las vacaciones.

Cabopá dijo...

Es muy bueno, ese ir y venir desde Salamanca hasta Nueva Orleans, fantástico...
Esta nueva ventana me gusta mucho más, se lee mejor.

Besicos, Manu.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Fantástico como siempre Manu. Ya tenía ganas de volver a leerte.
Besicos muchos.

Marta López (Claudia) dijo...

¡Qué divertido! Me ha gustado leerte.

Miguel Ángel Pegarz dijo...

Genial, es un gusto leerlo en papel. E imaginar a alguien a toda velocidad por La Rúa.

Lola Sanabria dijo...

Buena reentrada de pirateo y cambio de roles.

Un abrazo quemao de calor.

Anita Dinamita dijo...

Muy tuyo, Manu, jugando hasta el final. Ahora tengo que pensar...
Besazos

Ximens dijo...

Eres un fenómeno del género fantástico. A ver si sale pronto tu próximo libro.