9/25/2012

LA LLAMADA

Suena el teléfono de juguete que su hija tiene sobre la repisa del dormitorio. La niña aún no ha llegado a casa. Desde que murió su madre pasa horas en la calle con ese aparato hablando con algún amigo imaginario, pero en esta ocasión no se lo ha llevado. El padre de la niña descuelga, se acerca el auricular al oído y pregunta incrédulo: “¿Diga?” Una voz de mujer responde: “Se ha ido. Le he contado lo que me hiciste".

27 comentarios:

Luisa Hurtado González dijo...

Jope, vaya miedo me ha dado.

Por otro lado creo que tendría que poner "no se lo ha llevado".

Bueno, que eso, que mucho miedo, vaya con las palabras bien escritas me han pillado a traición y con la guardia baja.

Rosa dijo...

Cuando los juguetes forman parte de la historia, me pone los pelos de punta. ¿Serán recuerdos de infancia?

Besos desde el aire

AGUS dijo...

Preciso, como un reloj. El final implica una segunda lectura más atenta, y entonces aparecen los detalles y se perfila la historia. Lleva tu sello inconfundible.

Abrazos.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Agudo, Don Manu, un micro muy agudo y muy afilado, en el que destaca el rigor de selección de cada palabra empleada, para jugar con los espacios de indeterminación y dotar de potencia el gran efecto de intensidad final, ese que deja al lactor casi sin aire.

Me gusta mucho leerle, Sr. Espada.

Un abrazo.

Paloma Hidalgo dijo...

Una réplica de ese teléfono anduvo por casa cuando mis hijos eran pequeños y mi mente lo tiene asociado a momentos felices; por eso ha sido un auténtico choque emocional leerte hoy. ¡He descolgado yo cientos de veces! aunque siempre eran ellos encargando torres de helado o chocolatinas.
Un abrazo

Nicolás Jarque dijo...

Manu, con ese final rompes la ternura del relato con una sorpresa final que duele, pero que fascina porque da un giro total al relato.

Un abrazo.

Mei Morán dijo...

Escalofrío al leerlo. Casi un cuento de terror con piel de cordero.

Araceli Esteves dijo...

Qué miedo, Manu. A mí esos teléfonos de juguete siempre me han dado bastante repelús.

Sara Lew dijo...

No sé qué da mas miedo, si la voz al teléfono o ese padre desalmado.
Muy bueno.
Un abrazo.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Estemecedor y como siempre, genial.
Besicos muchos.

Miguelángel Flores dijo...

Buah, me ha helado la sangre!! Creía tenerlo controlado, cuando ha llegado ese final. Buah, que lujo de cierre!!!

Un abrazo.

Víctor dijo...

Un micro que bien pudiera estar en la "Casa de Muñecas" de Patricia y Sara. Menudo lujo volver a leerte. Abrazo, Manu.

Mita dijo...

Esta mezcla de inocencia y maldad es tremenda, y como todo sucede tan rápido desconcierta un montón.
Besos

Miguel A. Zapata dijo...

Fantástico (en todos los sentidos). Enhorabuena, Manu. Abrazos.

manuespada dijo...

Miguel Ángel, enhorabuena a tu por pasar a la final en el Setenil. Mucha suerte!

Anónimo dijo...

Me gusta mucho, la verdad.Sólo una cosa y que conste que no soy NADIE para criticar un micro del ganador de ReC pero...
"Desde que murió su madre pasa horas en la calle con ese aparato hablando durante horas con algún amigo imaginario" ¿No chirría un poco tantas horas juntas?
Por cierto, mis micros son peores, pero si te quieres pasar, te dejo el enlace (así me pones "fino" jeje):
http://laideaquetorciolaesquina.blogspot.com.es/
PD: me parece que tus micros de la antología de Cátedra son muy buenos.

Lola Sanabria dijo...

No escupas para arriba que te caerá encima. O algo así. Justa venganza de una mujer.
Buen micro.

Triple de abrazos.

manuespada dijo...

Hola anónimo, tienes razón con lo de "las horas", voy a cambiarlo. Tan solo una cosa, este micro no ha ganado ReC ni nada, lo escribí hace unos días y ha visto la luz por primera vez en este blog. Un saludo.

letrasdeescarcha dijo...

Fantástico. Un abrazo

JAVIER SÁNCHEZ CAMPOS dijo...

Manu, lo de ReC lo he dicho por el micro con el que ganaste el concurso en su momento, no porque éste haya ganado (cosa que no me extrañaría, porque es fenomenal). Siento haber hecho el apunte, pero estoy en esa fase en la que aprendes a escribir micros y cuando parece que ves algo que no cuadra, tienes la compulsión de decirlo. Es un lujo que pongas inéditos y que hayas comentado mi blog! Muchas muchas gracias. Un saludo.

Ximens dijo...

Qué fuerte, Manu. Me coge de sorpresa lo tierno con lo cruel. Mira que das una pista cuando avisas de que la niña no está (quizás la foto juguete es para niños más pequeños y me despistó), pero el giro es de montaña rusa.

Elena Casero dijo...

estos micros tuyos producen mucha inquietud. Me gusta mucho.

Besos

Gemma dijo...

Terrorífico y brutal a partes iguales. Muy bueno, Manu. Abrazos

Fernando Martínez dijo...

Bufff!
otro magnífico más para el saco.
A sus pies.
Que bueno!

Miguelángel Flores dijo...

Setenil?? Guot is dis??

Elysa dijo...

Es inquietante, muy bueno.

Menos mal que he llegado a leerlo.

Besitos

Anita Dinamita dijo...

Jope, Manu, cómo me había perdido yo esta joyita!!!
Acojonante
Abrazos