6/05/2012

EL POZO


Mi hermano Alberto cayó al pozo cuando tenía cinco años.
Fue una de esas tragedias familiares que sólo alivian el tiempo y la circunstancia de la familia numerosa.
Veinte años después mi hermano Eloy sacaba agua un día de aquel pozo al que nadie jamás había vuelto a asomarse.
En el caldero descubrió una pequeña botella con un papel en el interior.
"Este es un mundo como otro cualquiera", decía el mensaje.



(TEXTO DE "LOS MALES MENORES", DE LUIS MATEO DÍEZ)




16 comentarios:

AGUS dijo...

Subyuga, además de la historia, el tono. El filo entre drama y comedia, "que sólo alivian el tiempo y la circunstancia de la familia numerosa." Y ese cierre magnífico, aséptico.

Gracias, Manu.

Abrazos.

Víctor dijo...

Me gustó mucho "Los males menores", Manu, aunque este micro no sea uno de mis favoritos. Mateo Díez, palabras mayores. Un abrazo.

Manuel Rebollar Barro dijo...

Tenia muy claro que para que los deseos se cumplan no hay que usar monedas y la implicación debe ser mayor. Grande Mateo Díez.

Torcuato dijo...

Leí este libro hace un par de años. Me parece realmente bueno. No recuerdo el título pero me maravilló uno cuento de un menda que se obsesiona con el lunar de su amada.
El resto de los cuentos también buenísimos
Un abrazo.

Nicolás Jarque dijo...

Manu, impresiona este relato y muestra una realidad que se pudo dar años atrás, cuando la miseria lo invadía todo.

Gracias por compartir y dar a conocer —al menos a mí— a Mateo Díez.

Un abrazo.

Jesus Esnaola dijo...

Tiene mucha magia este microrrelato. A mí se me hace como un negativo de Alicia en el País de las Maravillas. Sí, quizá sea un poco rebuscado.

Abrazos y gracias por esta pequeña antología que vas ofreciendo.

Rosa dijo...

Gracias por compartir y ampliar horizontes.

Besos desde el aire

Laura dijo...

Gracias por acercarnos este texto que no conocía y del cual se desprende un halo mágico con mensaje en botella encerrado.

Me quedo con el nombre del autor y con el libro. Un abrazo.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Si la memoria no me falla, este micro está recogido en uno de los volúmenes de Por favor sea breve. Ahí fue donde lo leí por primera vez y quedé maravillado.

Me alegra que lo hayas traído hasta aquí, Manu.

Un abrazo,

Maite dijo...

Un texto acorde al título (por el tono que utiliza en la narración) y al autor, un grande entre los grandes.

Miguelángel Flores dijo...

No recuerdo dónde leí hace poquito este micro. Me gustan mucho las historias que cuenta algo lógico a través de lo ilógico. Me hacen pensar más que toda la lógica del mundo.
Abrazos.

Fernando Martínez dijo...

O se dará en in futuro cercano, cuando la miseria lo invada todo. A Manu gracias por traernos este relato.

Lola Sanabria dijo...

Sería estupendo descubrir nuevos mundos. También dentro de un pozo.

Abrazos madrugadores.

Anita Dinamita dijo...

Un relato muy profundo, como el pozo. Gracias por estos regalitos, Manu
Un abrazo

Rosana dijo...

A mí este microrrelato me encanta, y por más que lo lea no me cansa ni deja de gustarme. Tiene carga de profundidad.


Un besico

Elysa dijo...

Me alegra volver a leerlo, es difícil olvidar este micro.

Besitos