12/24/2011

AUTOEPITAFIO

Pinchar la imagen para ampliar.

31 comentarios:

MEN dijo...

Un buen epitafio si señor a la altura de un gran hombre que lo demuestra recordando las pequeñas cosas de la vida que al final es lo que mas importa. Grandes cosas son esas pequeñas cosas. Un saludo

Manuel Rebollar Barro dijo...

Manu, una apropiada semblanza en un día como éste. Muy "noventayochista". Al leerte, veo que el mío ha quedado más como unas últimas palabras(seguiré siendo un desconocido).
¡Aúpa Nicanor Parra! y Felices fiestas, por supuesto

Ximens dijo...

Jope, Manu, qué bonito, aunque no me quiero poner en tu lugar (jeje). Has hecho un repaso a la esfera de la vida: Padre, Madre, Mujer, Hijo. Y al pasto que pisaste. Dos pistas más: ideológica, con Víctor Jara, y profesional, con ese cuaderno viajero. Un buen microrrelato de Manu: autor, personaje, como no podía ser de otra manera. Nos vemos en el otro lado.

Arte Pun dijo...

Bonito resumen de aquello que no lo tiene.

Sólo espero que hayas dejado algunas entradas programadas en tu blog, unas tres mil quinientas, más o menos.

Abrazos.

Anita Dinamita dijo...

Me encanta... un epitafio muy biográfico, como debe ser, no?
Un abrazo y feliz viaje

Elena Casero dijo...

¡qué hermoso¡
pero prefiero encontrarte mañana, cuando resucitemos, blandiendo la espada y las letras y la imaginación desbordante.

Un abrazo muy grande.

Luisa Hurtado González dijo...

El padre de la propuesta, la que has liado!!!
Esta siendo una mañana de lo más divertida, te lo agradezco.
También me lo pasé bien, todavía no sé la razón, cuando escribí el mío.

En cuanto al tuyo... le va muy bien esa espada que has puesto, tiene un aire tranquilo y gozoso a un tiempo.

Qué puedo decir: ¡buena vida! de ahora en adelante y nosotros que lo leamos, al menos.
Un beso, Luisa.

Nicolás Jarque dijo...

Manu, de leyenda tu epitafio. Sin duda se merece quedar grabado por los siglos de los siglos el día - muy lejano queda aún - que decida la parca.
Un abrazo.

ralon0 dijo...

Manu creo que este epitafio podría ser el definitivo. Me parece muy bello, muy sincero y de carne y hueso.


Abracico

Araceli Esteves dijo...

Hermosísimo, amigo Manu.

Lola Sanabria dijo...

Así que has agarrado a Rocinante y tirado para el más allá.

Te acompaño, aunque sólo en el sentimiento, que para el último viaje hay tiempo.

Abrazos contaminados de formol.

Pedro López Manzano dijo...

Muy bueno.

También me he unido yo a la iniciativa, pero de una manera, digamos... más irreverente.

Saludos.

Sara Lew dijo...

Un epitafio muy emotivo, lleno de recuerdos. En unos años seguro se ampliará hablando de la vejez y de los nietos.
No lo pensaba hacer, pero al final me he sumado a la propuesta.
Un saludo.

Marisol Torres dijo...

Interesante epitafio autobiográfico. Sí que la has liado con la idea; me ha gustado leer tantos y tan buenos epitafios. Incluso, una vez muerta, me ha dado por comenzar un blog, por aquello de que ya tenía un post.
Mil besos.

Belén dijo...

Me quedo pensativa sobre cuál de las palabras son más valiosas... si, lo sé, porque algo te conozco, son las escurridizas, ¿verdad?

Mil besos, amigo

Elysa dijo...

¡Jo, Manu! qué bonito, no esperaba menos del padre de la idea tan loca y divertida. ¡No veas como me lo estoy pasando leyendo los epitafios que se han subido hoy a la red!

¿sabes que he recibido un correo preguntándome que había pasado? Que cuando me he muerto, jajaja. No sé, creo que si le contesto igual se muere del susto. Las risas de hoy son impagables.

Besitos agradecidos

Puck dijo...

Una despedida muy señorial y una iniciativa que ha convertido esta tarde navideña en un viaje divertidísimo por el cementerio blogeril. Gracias por tu poético autoepitafio y por embarcarnos a todos en esta idea. Y por supuesto...
Feliz Ranidad

AGUS dijo...

Sí, un texto muy emotivo, de los que te hacen temblar. Me gustó mucho la referencia a Jara y el esquema vital que trazas.

Abrazos.

Jesús dijo...

Te acompaño en el sentimiento...

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Manuel

Vengo del blog de Men, y estoy encantada de haberte conocido y leer el epitafio que has elegido. Con unas breves palabras, he conocido mucho de ti.

Felices Fiestas.

Saludos.

Propílogo dijo...

Felicidades por morirte sólo un rato, y por animarnos a pensar en nuestra muerte como algo que inspire.
Ojalá lleguemos todos a pensar que por fin descansaremos.
Abrazo del norte.
Gabriel

Fernando Martínez dijo...

Bueno. No se muy bien que se dice en estos casos. ¿Felicidades por morirte? ¿Ha sido una muerte estupenda? No se... en todo caso, está claro que le has dado trabajo al cantero.
Un abrazo.

Rosa dijo...

Me ha encantado ver a Victor Jara en este poético epitafio que te has marcado Manuespada...

Besos desde el aire de más acá

Laura dijo...

Gracias Manu por esta iniciativa que lanzaste al viento y algunos hemos recogido de la mejor forma que hemos sabido. De nuevo se comprueba la versatilidad de las formas de escritura, y en tu caso : la habilidad para resumir en poquitas líneas una vida llena de sentimiento.

Un abrazo des-
demispalabrasylasvuestras
y un beso "epitafial".

Cabopá dijo...

Dije que me sumaría a tu iniciativa y así lo he hecho. También te he enlazado en mi ventana, pues eres el artífice de la idea.

Tu autoepitafio es muy dulce, digno de ser tenido en cuenta, pero que sea muy, muy tarde.

Besicos nos vemos

Pedro Sánchez Negreira dijo...

¡Que gran autoepitafio, Don Manu!

Suscribo palabra a palabra lo comentado por Ximes.

Un abrazo.

manuespada dijo...

Desde el mas allá os quería dar las gracias a todos por participar en esta peculiar iniciativa navideña del autiepitafio. Ha sido un placer leeros y ver el entusiasmo con el que nos hemos muerto todos. Un abrazo espectral, queridas almas.

Maite dijo...

No se puede decir más y mejor. Me ha encantado el tono poético y todo el recorrido hecho...hasta llegar al descanso del guerrero. Bello.

MA dijo...

Es la primera vez que vengo por aquí. ¡Que de premios tienes!

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Es bonito el recorrido. Ha merecido la pena.
Besicos muchos.

María dijo...

Hace tiempo que no visitaba tu blog, y mira vuelvo aquí gracias al blog de MEN que te tiene enlazado en su entrada del epitafio.

Te deseo un feliz año 2012.

Un beso.