8/07/2008

ESPÍRITU OLÍMPICO "CENSOR"






Atónitos nos quedamos muchos, desde Amnistía Internacional, pasando por Reporteros sin Fronteras o cualquier persona que considere imprescindible la libertad de expresión, con la explícita indicación del COE a los atletas españoles sobre su comportamiento en las Olimpíadas de Pekín. El presidente de este organismo, Alejandro Blanco, no se anduvo por las ramas. Señaló que ningún atleta puede hablar de política (para no molestar al régimen chino, claro está). Alejandro fue muy claro: "El que incumpla la norma, a casa". La norma a la que se refiere Alejandro es la siguiente: "No se permitirá ningún tipo de manifestación ni propaganda política, religiosa o racial en ningún emplazamiento, instalación u otro lugar que se considere parte de los emplazamientos olímpicos". Sin embargo, la prohibición de hablar también se extiende a posibles artículos en blogs o medios de comunicación, lo cuál no es emplazamiento olímpico alguno. Los periodistas también tendrán que ir acompañados de una especia de comisario político que controle sus palabras. Es increíble que el movimiento Olímpico, una institución creada por Pierre de Coubertain hace más de un siglo, diga en su carta Olímpica, entre otras cosas que "el objetivo del Olimpismo es (...) favorecer el establecimiento de una sociedad pacífica y comprometida con el mantenimiento de la dignidad humana." Y la dignidad humana comienza con el respeto a la Declaración Universal de los Derechos Humanos aprobada el 10 de diciembre de 1948 por la Asamblea General de las Naciones Unidas tras la mala conciencia que dejó el nazismo en algunos mandatarios, una Declaración que debe estar por encima de cualquier estamento privado o semiprivado como es el COI. El artículo 19 dice claramente: "Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión".
La hipocresía del COI en algunos casos es sangrante. En México 68 dejarn fuera de competición a Sudáfrica y a Rodhesia por el racismo que dominaba esos países, pero sin embargo sancionaron a
dos negros que, con puño en alto y cabizcajos, lucían sus medallas en el podium como forma de protesta ante el racismo en los EEUU. Tommie Smith y John Carlos, primero y tercero en la final de los 200 metros, consiguieron con su imagen de puños enlutados en guantes negros tanto como el chino que se colocaba ante los tanques de la plaza de Tananmen impidiéndoles el paso con su minúsculo cuerpo en 1989.
Yéndonos aún más lejos, en 1936, Hitler organizó unas Olimpíadas en Berlín para demostrar la superioridad de la raza aria, pero allí estaba Jesse Owens, el atleta más recordado de la Historia, para dejar en ridículo al Fürer. Por cierto, ¿sancionaron al atleta alemán que hacía el gesto fascista en el posium? Jesse Owen dijo después en su biografía: “Cuando volví a mi país natal, después de todas las historias sobre Hitler, no pude viajar en la parte delantera del autobús. Volví a la puerta de atrás. No podía vivir donde quería. No fui invitado a estrechar la mano de Hitler, pero tampoco fui invitado a la Casa Blanca a dar la mano al Presidente.” ¿Deberían haberle quitado las medallas a Owens por hablar de política o sus palabras sirvieron para algo?

PD: Es posible que desaparezca hasta finales de agosto, ya veremos.

17 comentarios:

Mita dijo...

No sé muy bien, supongo que es una situación delicada la de China. Lo que me he preguntado es qué podrían decir nuestros deportistas.
Qué crees tú que dirían?
Besos

Odiseo de Saturnalia dijo...

Pues yo sigo opinando lo mismo.
Dónde estaban todas las presiones que ahora se perciben cuando se presentó candidata PEkín?
Ahí fue donde se le debió decir NO, y explicarle "detalladamente" que no. PEro claro, los que critican fuera pero luego van a la inauguración, los que ponen dos caras porque la económica me interesa, no son sino hipócritas.

Pero ahora, no. Ya, no.

Hay muchas personas que se han preparado con el sano fin deportivo y no se merecen políticas adicionales que los utilicen, aunque la causa sea correcta. También lo era cuando les dieron la candidatura, y no dijeron nada.

Raúl dijo...

No sé si tendrás la misma opinión, pero considero que estos juegos se han parido mal desde un inicio, desde su concepción, al elegir a un país que hoy por hoy, está en las antípodas de lo que cualquier entendería como "olímpico".

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Hombre...¡no desaparezcas! Vete a disfrutar, pero eso de desaparecer no lo permito que después de haber leido tu entrada, suena muy rotundo, jejeje
Y volviendo a la entrada, me ha parecido magnifica y estoy en todo de acuerdo, de hecho acabo de comentar en otro blog tambiénvcon el mismo asunto y digo como en el otro sitio, "Ahora lo que verdaderamene importa es que haya rentabilidad económica, los derechos humanos y todo lo que conlleva, son zarandajas y antiguallas. Lo que en su día se hizo con un fin, solo se utiliza como fachada y para ocultar otras cosas y ni las olimpiadas son lo que debian ser, ni nada de nada, todo sirve para ocultar un negocio de unos pocos", al menos eso pienso porque es lo que me esta demostrando esta sociedad hipocrita que nos está tocando vivir.
... y lo dicho, disfruta el mes de agosto, pero no desaparezcas.
Besicos

Paula dijo...

En realidad se trata de no enfadar a aquellos (los chinos) con quienes se puede hacer los negocios más jugosos del momento. El olimpismo, los derechos humanos, la libertad de expresión, incluso el más mínimo sentido de justicia, todo queda encerrado en el trastero cuando el gran billete verde hace su aparición.
Los jefes de estado, como Sarkozy, que hacen mención al régimen chino, lo hacen con la boca pequeña. En el fondo, a mí me parece que es algo que tienen pactado: yo te critico un poco para salvar mi dignidad y mi buen nombre; tú haces como si te ofendieras, pero, por debajo de la mesa, nos damos la mano y firmamos nuestros acuerdos comerciales.
Qué asco.

Bolero dijo...

Hola, el día 7 del 8 del 2008, hice una entrada sobre los jjoo de china, la hice desde mis sentimientos hacia china
Acabo de leer la tuya, me gusta, pq me gusta decir lo q pienso
Como tu bien dices la phipocresía es infinita

muakkkkkkkkkkkkkkkk

mary carmen dijo...

es la primera vez que le visito y no se bien como he llegado hasta a quí

le felicito por el blog y la excelencia de los textos, muy buenas imágenes.
le invito a continuar en tales logros y a visitar msi blogs:

www.panconsusurros.blogspot.com

www.walktohorizon.blogspot.com

www.cuerposanoalamcalma.blogspot.com

www.lasrecetasdelabuelamatilde.blogspot.,com

www.newartdeco.blogspot.com

saluda mary carmen

Mia dijo...

Sin palabras.
Como puedes suponer, defiendo la libertad de expresión e información.
Ahora entiendo porqué nunca me han gustado las olimpiadas.

manuespada dijo...

Si los deportistas pudiran hablar quizá dirían algo o nada, quién sabe, pero al menos podrían hacerlo, cada persona es un mundo. Es cierto que deberían haber pensado todo esto antes de elegir a Pekín, pero no creo que porque Pekín haya sido elegido por el COI ahora no se pueda decir nada, faltaría plus. Estoy de vacaciones en mi remoto pueblo, sin Internet (es que hoy me he escapado). Saludos a todos.

Alberto López Cordero dijo...

Yo creo que el error está en designar como sede Olímpica a una ciudad de un pais que levanta tanta polémica y suspicacias como es China. Pero en fín, ya ocurrió en Berlín en el 36 y en Moscú en el80.

Mita dijo...

Remoto pueblo??? Quiero ir!!
Manu, conoces a Oscar Alonso, es un escritor vasco: http://oscaralonsoalvarez.blogspot.com/ (la noche de los puentes se llama el blog)
jajaj, a pesar de mi publicidad, te juro que no lo conozco personalmente, pero escribe muy bien y tiene un sentido del humor curioso.
Besos

Álvaro Dorian Grey dijo...

¿Qué quieres que te diga? Que es una pena que se tenga que echar mano a la carta olímpoica para restregarsela a los dirigentes que. junto a sus familiares y amigos, pasan unas bonitas vacaciones pagadas por la milençaria China.
Saludos y salud

Benjuí dijo...

¡Ah, querido!
Desde que la política ha dejado el puesto a la economía las cosas se han puesto mucho peor: ahora ni siquiera se le ocurre a los deportistas protestar: son "profesionales" y el jefe es quien manda.
En cualquier caso, me temo que la mayor parte de los españolitos olímpicos no tienen gran cosa que decir...

El Viajero Solitario dijo...

Me temo, Manu, que la designación de tal o cual ciudad como sede de unos Juegos Olímpicos poco tiene que ver con “el espíritu olímpico”. El principal argumento es el económico, no me cabe duda. Y China, en ese aspecto, interesa a todos, nadie quiere desechar un trozo del pastel amarillo.
Por eso las críticas y las regañinas se hacen en voz baja, como mirando hacia otro lado. Bush (ufff) habla de derechos humanos desde Tailandia. Sarkozy amenaza con no ir, pero va. Maniobras para quedar bien con todos, o para no quedar mal con nadie, que viene a ser lo mismo.
Me hace gracia que desde occidente se critique a la falta de derechos en China, cuando es occidente quien instala allí las fábricas, aprovechándose de la mano de obra barata que propicio esa falta de derechos.
Mientras algunos están compitiendo en Beijing por traer a su país un trozo de metal colgado del cuello, el resto trata de dar el mordisco más grande a la tarta, dejando claro, eso sí, que ¡ay, pobres chinos!
Un saludo y disfruta del pueblo.

Juani lopes dijo...

Y yo me pregunto no pasaria lo mismo en otras olimpiadas y no nos hemos enterado? y solo por ser china no lo han dicho para hacer polemica,señores son deportes disfrutemos con ellos
saluditos

Luq+uVe: dijo...

Vamos a ver aquí no hay ni politiqueo ni na. Los que realmente callan a los deportistas metiendoles dolares o euros en el bolsillos, son Nike, Adidas y otras marcas deportivas que se enriquecen explotando menores en economías emergentes y vendiendo en el primer mundo a unos precios de otro planeta y su negocio ahora es el gigante asiático.

Hala! a disfrutar del veranito,
cerveza, gazpacho y tintorro fresquito.

Froiliuba dijo...

De regreso de la vorágine veraniega y con las pilas puestas a tope. He visto poco de los juegos, lo poco que estas locas vacaciones me permitieron, pero de lo poco que ví, alguna que otra injusticia si, como lo de no permitir los crespones, brazaletes etc, por lo del avión, ya no hablemos de favoritismos, chanchullos claros, preferencias, etc.

Un placer estar de nuevo en tu casa Manu, mil besos