6/24/2016

BALANCE DE LA TEMPORADA

                                             (Cita del temario del máster)

En realidad, el máster en autismo ya lo tenía, la vida me lo dio gratis porque se cruzó en mi camino y se vino a vivir a casa. Ahora simplemente tengo un título universitario que me reconoce de manera oficial “Experto en el Trastorno del Espectro Autista”. Ha sido un año en el que aparte de los madrugones diarios a las cinco de la mañana, el duro quehacer diario en la redacción con estas segundas elecciones generales, el trabajo constante en casa con Daniel y las idas y venidas a la piscina y al fútbol, he podido acabar de escribir un libro que tenía pendiente, un manual de escritura creativa que se publicará seguramente en octubre, y además, he sacado tiempo de debajo de las piedras para estudiar un máster que me ha enseñado muchas cosas. Asuntos relacionados con un trastorno al que ahora puedo reconocer con tan sólo mirarlo de reojo. Nos conocemos muy bien el uno al otro. En el máster, todos mis compañeros eran terapeutas profesionales, y aunque en horas de prácticas quizá les supero, he podido aprender mucho de todos ellos. Para mí, el año se acaba con el curso y comienza de nuevo en septiembre. Es hora de hacer balance. Y aunque ha sido un año agotador, ha merecido mucho la pena. Daniel pasa a primaria en la media académica de su clase, he sacado tiempo de debajo de las piedras para volver a estudiar (aunque lo de volver a examinarme 20 años después ha sido duro), “Personajes secundarios” ha tenido un año magnífico en el que casi se agota toda la edición, he conocido a gente maravillosa que ha venido para quedarse, he tenido la suerte de entrevistar a todos los líderes políticos que se presentan como candidatos a estas elecciones históricas en la que han cambiado tantas cosas, y al fin, “Las herramientas del microrrelato” verán la luz con la nueva temporada y es muy posible que lo hagan en México. Y con Talentura, editorial a la que me une ya mucho más que la amistad con Mariano, sino toda una trayectoria vital. Y durante esa temporada que se avecina tampoco descansaremos mucho. Ya tendremos tiempo para descansar. Es hora de seguir con el tango. A vuelta de la esquina… la novela. El balance: Feliz de la vida.

3 comentarios:

Isabel dijo...

Eres un ejemplo, Manu. Me alegra tu felicidad.
Una abrazo.

Ximens dijo...

Me alegro por ti, eres un tipo grande y un gran tipo.

David Moreno (No Comments) dijo...

¡Enhorabuena por todo Manu!
Talento, esfuerzo y sacrificio, ternura, tesón, buen hacer... cuando todo esto se junta aparece un Manuespada.

Un saludo indio
Mitakuye oyasin