2/25/2011

REPÚBLICA


Entre la calderilla del cesto, el mendigo descubre una moneda antigua con la cara de su padre.

19 comentarios:

Maite dijo...

Muy bueno, directo, con mucha ironía, perfecto el título. Un abrazo, Manu.

AGUS dijo...

La ironía convertida en escalofrío. Coincido con Maite en lo del título. Y admiro la capacidad de recrear la derrota y a los vencidos en la imagen del mendigo. Perfecto.

Abrazos y buen fin de semana.

Víctor dijo...

Muy muy muy bueno, Manu. Recoger una moneda con la cara del padre, antiguo rey. Buenísimo.

Raúl dijo...

Bueno, Manu. De lo más ocurrente.

moderato_Dos_josef dijo...

Excelente! a lo que llega decadencia de un imperio. Ocurrirá lo mismo mcon los hijos de Gadafi cuando lo echen de su país o lo ejecuten.
Saludos.

Torcuato dijo...

Muy bueno y original, Manu. Realmente en esas pocas palabras, cuentas volúmenes de historia, pero no me cuadra un antiguo hijo de rey, mendigando. Estas familias, tienen fortunas ocultas y residencias donde "refugiarse"


Un abrazo.

Patricia dijo...

Caramba Manu, lo bordaría en punto cruz.
Bravo!!!

Un abrazo

Miguel Baquero dijo...

¡Un cuentazo a la altura del del dinosaurio!

Puck dijo...

Una parte de la historia resumida en una frase y con millones de matices. Me ha encantado
Saludillos

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Manu, ¡que poquito necesitas para decir mucho!!
BEsicos muchos y feliz fin de semana.

Odiseo de Saturnalia dijo...

Descubierta la cara, ahora, que lleve la cruz.

Elysa dijo...

Muy bueno, con ironía, aquí si que es fundamental el título.

Besos.

Belén dijo...

Que lo guarde, querido... que a la familia hay que guardarla...

Besicos

Araceli Esteves dijo...

Ja ja ja.... muy irónico, muy bueno.

Anónimo dijo...

Sobresaliente.
Un saludo.

Pablo Gonz dijo...

Muy bien, Manu. Ejemplo perfecto de la importancia fundamental del título. Algo en apariencia fantástico o desbarrado adquiere sentido pleno y a la vez nos arroja sobre una inmensa historia de enfermedad, soledad, injusta justicia, etc... Muy fértil esta corta distancia entre tus manos.
Abrazos,
PABLO GONZ

Gemma dijo...

Está claro que el mendigo es el envés...
Un abrazo, Manu

Anita Dinamita dijo...

Muy bueno, Manu. Llego tarde para decir nada nuevo, pero lo dicho lo suscribo. Cara y cruz de la moneda y de la República, que mantiene mendigos.
Abrazos

Jesus Esnaola dijo...

Sabes que los hiperbreves no me gustan demasiado, pero reconozco que a veces lo bordas.

Abrazos