9/05/2010

LOCURA


—No he visto nunca un duende, doctor —dijo el escritor con la mirada perdida entre las paredes acolchadas.
—Bien. Ayer me dijo que tampoco conocía usted a ningún troll y que no es amigo de ningún orco. Pero, ¿qué hay del elfo que trabaja para usted? —le preguntó con mirada inquisitoria.
—Sólo habita en mi mente.
—¿Quiere que le quitemos la camisa de fuerza?
—Sí.
—Entonces, ¿por qué se empeña en seguir negando la realidad? Mañana volveré a verle. Reflexione —. Y el doctor cerró la puerta de la habitación con sus ventosas azules.

32 comentarios:

Juanma dijo...

¡ Chispas !

Salud.

Patricia dijo...

Perfecto contrasentido: los artistas en general y los escritores en particular están, justamente, para que otros vean a través de sus ojos aquello que de no ser así jamás conocerían.

Belén dijo...

No, si empezará por ver humanos vestidos de traje por las oficinas...

Lo mejor es que no lo suelten nunca!

Besicos

No Comments dijo...

jajaja me gustó. A veces la locura es negar la realidad.

Un saludo indio

Víctor dijo...

Bueno, incluso sin el giro final de las ventosas azules. Bien invertida la realidad. Me gustó.

Un abrazo, Manu.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Chiquillo,vaya imaginación que tienes, me ha encantado!!

Besicos muchos.

Maite dijo...

Un buen ejemplo de lo que es la realidad, miles de miradas distintas. Un abrazo, Manu.

Odiseo de Saturnalia dijo...

Ese médico debería estar en la hoguera... nadie tiene derecho a hacer reflexionar a un escribidor.

Álvaro Dorian Grey dijo...

me ha gustado pero me suena que ya lo habías publicado por aquí, ¿puede ser amigo? Si no ha sido así me ha encnatdo esa fase de realidad y ficción.
Saludos y salud

Acuática dijo...

Me encantan los cuentos mágicos.
Muy chulo tu texto :)
Un saludo!

Anonima Mente dijo...

Curiosamente ayer leía en un libro que los escritores padecen un tipo de locura (por las palabras)y además el autor afirmaba que es incurable, algo así como una marca de nacimiento.
De estar en lo cierto, tu protagonista quedará atrapado en la celda...espero que le den unos folios en blanco y un bolígrafo, para poder sobrevivir.
Un saludo Manu.

Jesus Esnaola dijo...

Ay, la locura, tan subjetiva...

Un abrazo, Manu.

Arancha C. dijo...

El mundo no tiene tanta lógica como nos creemos y éste post es un claro ejemplo de ello. La peli Shutter Island me dejó una sensación parecida a la de tu microrelato. Enhorabuena.

Claudia Sánchez dijo...

¡Excelente Manu! Coincido con Víctor; aún sin las ventosas azules es un micro redondo.
Saludos!

Mita dijo...

Pues a mí este micro me da espanto, la verdad.

Esteban Dublín dijo...

La ficción es la realidad más maravillosa de todas. Gracias por tus cuentos, Manu.

Agustín Martínez Valderrama dijo...

Como decía el poeta, pobre de aquel que no esté un poco loco.
Un saludo.

Miguel Baquero dijo...

Me encanta, como siempre, esa manera de darle sentido a todo en las dos últimas palabras

Raquel dijo...

Efectivamente, locura locura.

Araceli Esteves dijo...

Todos confabulados para que el escritor deje de fabular.

mi nombre es alma dijo...

Siempre he creido que para ser escritor e incluso magnífico escritor, no hace falta tener ningún punto de locura. Si de imaginacion, y mucha, como la que tu siempre desprendes.

Alberto Flecha dijo...

El que es distinto siempre es un loco para los otros.

Me gustó el micro y me gusta el blog. Será un placer seguirlo.

Un saludo.

woody dijo...

Pues yo conozco a unos cuantos con ventosas azules... ¡ay, Dios!

josé manuel ortiz soto dijo...

Así es este mundo: cada quien vive su propia realidad.

Saludos.

manuespada dijo...

BB, no me llegó nada...

Torcuato dijo...

Te has equivocado manu. Los psiquiatras tienen las ventosas verdes.
Muy buen micro.
Un abrazo.

Pablo de la Rúa dijo...

Me gustó, como siempre. Un abrazo.

Herman dijo...

Una lograda locura tu texto.
Abrazos, Manu.

Iván Teruel dijo...

Se trata de una inversión del orden genial, construida con humor e ingenio. Es un mundo al revés que invita a trascender la anécdota, claro: ¿dónde están los límites de la locura? ¿y los de la realidad?

Por cierto Manu, hacía ya un tiempo que quería felicitarte por la calidad del micro que presentaste a Libro de Notas. Es espléndido, bastante mejor que el que ganó, más original, más emotivo, mejor trabado, mejor resuelto y mejor escrito. Incluso, fíjate, me parece mejor que el que te hizo ganar Relatos en Cadena. De veras que me encantó.

Un saludo.

AGUS dijo...

Manu, informarte que hoy al fin abrí mi blog. Invitarte, cuando tengas un hueco, a visitarlo.

Un cordial saludo.

L.N.J. dijo...

Menos mal, no soy la única.

Igualmente, encantada de compartir estos relatos geniales.

Daniel J. Hernández dijo...

Creo que tengo el mismo problema.... y la gente me ve raro cuando digo que una musa me persigue....
jajaa
Saludos
http://elvagabundodelaweb.blogspot.com/