6/22/2009

MONÓLOGO INTERIOR

Para Eva

BUCLE DANTESCO

Él, bajo la música celestial, pensaba en el final de aquel infierno abracadantesco. No paraba de pedalear hasta el infinito, donde brillaba sobre el horizonte una luna lunera cascabelera, lorquiana y roja, como un campo sembrado de fuego. Pasaba frente a un jardín de muertos azules en el que habitaban sapos y ranas junto a un rinoceronte blanco con lunares verdes, y un abismo de dientes se abría para engullirlo. Mi gozo en un pozo, pensaba, ¡uff!, se acercaba el final de mi camino, pero yo también te quería, tú eras la culpable de este bucle infinito, ¿qué no me querías? Pues vale, tú misma, pero seguía pedaleando.

Él, bajo la música celestial, piensa en el final de aquel infierno abracadantesco. No puede dejar de pedalear hasta el infinito, donde brilla sobre el horizonte una luna lunera cascabelera, lorquiana y roja, como un campo sembrado de fuego. Pasa frente a un jardín de muertos azules en el que habitan sapos y ranas junto a un rinoceronte blanco con lunares verdes, y un abismo de dientes se abre para engullirlo. Mi gozo en un pozo, piensa, ¡uff!, se acerca el final de mi camino, pero yo también te quiero, tú eres la culpable de este bucle infinito, ¿qué no me quieres? Pues vale, tú misma, pero sigo pedaleando.

Él, bajo la música celestial, pensará en el final de aquel infierno abracadantesco. No podrá dejar de pedalear hasta el infinito, donde brillará sobre el horizonte una luna lunera cascabelera, lorquiana y roja, como un campo sembrado de fuego. Pasará frente a un jardín de muertos azules en el que habitarán sapos y ranas junto a un rinoceronte blanco con lunares verdes, y un abismo de dientes se abrirá para engullirlo. Mi gozo en un pozo, pensará, ¡uff!, se acercará el final de mi camino, pero yo también te querré, tú serás la culpable de este bucle infinito, ¿qué no me querrás? Pues vale, tú misma, pero seguiré pedaleando.

3 comentarios:

manuespada dijo...

Ejercicio complicado que me propuso Eva, vaya palabritas elegiste, ¿eh?

eva-la-zarzamora dijo...

Eres un amor. Sabîa que te ibas a enrolar y subirte al carro.
Yo también te quiero mucho, Ufff!!! no lo sabes tù bien. Esta idea que tengo en mente experimentando es abracadantesca, como tu relato.
Estàs hecho todo un rinoceronte con lunares verdes!!
A la vuelta saco algo de todos estos relatos. Un punto en comùn les quiero encontrar. Algo le encontraré. Y lo analizaré con los enanos en septiembre. Esa es la idea de base.
"Diferentes puntos de lectura". "Prismas literarios divergentes y convergentes". Esa es la idea.Darles los relatos y que ellos encuentren después... palabras, interjecciones, ejes de lectura, etc.
Gracias wapetôn.
Me lo llevo.
Gracias otra vez, Manu.
P.S. Ya te he dicho que me encanta cômo escribes no? Pues eso, gracias por ser tù mismo.
Mil besos

Belén dijo...

Está muy bien, oye... además es eso, seguir pedaleando siempre :)

Besicos