1/14/2009

LA MAFIA



- Usted elige fatal los trajes, señor Boccini, y eso que es italiano – dijo Bill atado a su silla, con los ojos amoratados y las mejillas como manzanas rojas.
- ¿Te estás burlando de mí? – respondió el enorme viejo quitándose la chaqueta del chándal Adidas y los enormes sellos de oro- ¿quieres que te vuele la cara, moroso? – añadió mientras le colocaba una Browning cromada en la nariz.
- Mírese, ¿no eran ustedes tan elegantes? ¿No imitaban todos a Don Vito, o era todo un cuento de Hollywood? ¿No cree que le sentaría mejor un traje gris marengo como éste? ¡Quítese ese cordón del cuello! ¡Por no hablar de su esclava! ¿Y qué me dice de estos zapatos Martinelli que llevo en lugar de sus zapatillas Puma?- sonrió.
Al día siguiente, un inspector se quitó su pelliza y cubrió el cuerpo desnudo de Bill.

6 comentarios:

Tormenta. dijo...

Desde luego, hay gente que no soporta las criticas eh! jajaja, besos manu!.

Álvaro Dorian Grey dijo...

Buen texto en estos días de mafias de porteros y asesinatos en hospitales...
Saludos y salud

Evan dijo...

Buenísimo cuento, me hizo sentir que veía una peli...

Un beso Manu!

Raúl dijo...

Qué temerario, joder; por no llamarlo idiota.

Belén dijo...

Has visto ya la película? porque me han dicho que es buena, pero dura...

Y bueno, es que cuando a la gente les da por criticar, lo critican todo...

Besicos

manuespada dijo...

Belén, sí he visto la peli. A mí me gustó mucho. Es muy realista, nada que ver con ls pelis idílicas sobre la mafia que hace Hollywood. Los mafiosos no van en traje, sino en chándal, y son verdaderos macarras, que es la relidad. Tiene cierta estética documental. Te la recomiendo. Es durilla a ratos, pero nada que no se haya visto ya.